Mantenerse hidratado es crucial para la salud y el bienestar, pero muchas personas no consumen suficientes líquidos todos los días. Esta sustancia constituye la mayor parte de su peso corporal y participa en muchas funciones importantes, que incluyen eliminar los desechos de su cuerpo, regular la temperatura corporal, ayudando a su cerebro a funcionar

Los humanos adultos son 60 por ciento de agua y nuestra sangre es 90 por ciento de agua. No existe una cantidad de agua universalmente acordada que deba consumirse a diario.

El agua es esencial para los riñones y otras funciones corporales. Cuando está deshidratada, la piel puede volverse más vulnerable a los trastornos cutáneos y las arrugas. Beber agua en lugar de refrescos puede ayudar a perder peso. El cartílago, que se encuentra en las articulaciones y los discos de la columna, contiene alrededor del 80 por ciento de agua. La deshidratación a largo plazo puede reducir la capacidad de absorción de impactos de las articulaciones, lo que provoca dolor en las articulaciones.

El agua es un componente principal de la saliva. La saliva también incluye pequeñas cantidades de electrolitos, moco y enzimas. Es esencial para descomponer los alimentos sólidos y mantener la boca sana.

Su cuerpo generalmente produce suficiente saliva con la ingesta regular de líquidos. Sin embargo, su producción de saliva puede disminuir como resultado de la edad o de ciertos medicamentos o terapias.

Si no te mantienes hidratado, tu rendimiento físico puede verse afectado. Síguenos para que sepas más acerca de los beneficios del agua.